Música, Sonido y Conciertos de Sananción


_MG_0545.jpg

La música es un lenguaje que alcanza lo mas intimo de cada persona. Platón citaba que “La música era para el alma lo que la gimnasia era para el cuerpo”, reconociendo que poseían determinadas cualidades o propiedades que inciden en nuestras dimensiones emocional y/o espiritual.


La música puede influir en nuestros estados emocionales, evoca recuerdos, nos lleva a estados de relajación y despierta nuestra espiritualidad. Es capaz de crear cohesión grupal a través de los conciertos, ceremonias y rituales. Según cita June Boyce (2003) en su libro la música como medicina del alma, aludiendo a Anthony Storr , en su libro La música y la mente, “La música provoca respuestas físicas similares en diversas personas y al mismo tiempo. Ese es motivo por el cual la música puede inducir a la reunión de un grupo y crear sensación de unidad”. Por lo tanto en un concierto, o en una ceremonia, todos los participantes compartirán ciertos aspectos de la misma experiencia física, así como los sentimientos y la intensión que convoca a dicha reunión.


La música abarca géneros como emociones puede sentir un ser humano, desde los mas antiguos canticos rituales, hasta los suaves susurros de una madre acunando a su hijo, pasando por los cantos religiosos, la música sinfónica, la música moderna, hasta la música celestial, la cual nace directo de nuestra fuente creadora.


La voz es nuestro instrumento personal y natural, es único e irrepetible. La voz y el canto también son música, totalmente personalizada. La voz, el canto o la entonación tienen el gran poder y capacidad de transmitir sentimientos, siendo instrumentos del Corazón, pero también puede transmitir códigos de sanación como instrumento del espíritu.


El sonido y la música son vibración y energía, son un medio poderoso de transformación dependiendo de la intensión con la cual se transmite, pueden ser utilizados para fines recreativos, terapéuticos, como medio de auto trasformación, o para elevar nuestra consciencia.


En un concierto de sanación el emisor de dichos sonidos deberá estar conectado con su alma y la fuente creadora de la cual podemos recibir sonidos puros que contienen códigos de luz, los cuales son los responsables de activar las respuestas de auto sanación en nuestro cuerpo. La intensión, la conexión con la fuente creadora y nuestro deseo de abrirnos a la auto sanación, son elementos transcendentales de un concierto de sanación.